image

Es una variedad tinta, originaria de Borgoña, su nombre deriva de las palabras francesas para “pino” y “negro” respectivamente, dado que el racimo que crece de esta cepa tiene la forma de un cono de pino y su tono negro violáceo que le da color característico siendo una de las cepas que integran la mezcla de la mayoría de los Champagne, así como de muchos espumosos del mundo.
También se la considera una de las variedades más selectas a nivel mundial para la elaboración de vinos varietal.
En Argentina comenzó a cultivarse a principios del siglo XX y en la Patagonia hay registros de plantaciones de esta variedad desde el año 1910, encontrándose actualmente en viñedos desde 1930 en producción en la zona de Río Negro.
Un buen exponente de esta variedad tiende a la ligereza, no es un vino de cuerpo, presenta una alta intensidad de sabor frutal, de tierra y de hongos, y sobre todo una textura tersa y sedosa, que puede recordar a la tiza o al polvo.
Acompaña bien a una amplia gama de alimentos, tanto ligeros, en salsas e incluso comidas picantes. Puede armonizar favorablemente casi todas las carnes, va muy bien con los ahumados (quesos, salmón, ciervo, etc.).

- EXPONENTES DE PINOT NOIR -