image

Cepa originaria de Alemania. Su cuna se encuentra en Rheingau, en la pequeña localidad de Hochheim, donde ya se elaboraban vinos durante la época del Imperio Romano.
Esta uva produce un gran abanico de vinos, desde el seco con buena frescura y gran cantidad de aromas, hasta los impresionantes eiswein o vinos de hielo, cuyas uvas son recolectadas durante la noche, a temperaturas bajo cero. También, los afamados vinos dulces que se producen a partir de la podredumbre noble –en alemán edelfäule- provocada por el hongo botrytis cinerea, con el que infectan las viñas para producir un caldo dulce particularmente fino y concentrado.
En Argentina, prácticamente no existe esta variedad, aunque algunas bodegas han logrado buenos varietales gracias a uvas provenientes de viñedos puros.
Sus vinos son de gran riqueza aromática (flores secas, pasas, higos secos) y buena acidez. Delicados y complejos, de poco cuerpo, bajo grado alcohólico, aunque de intenso sabor y larga vino. Algunos pueden llegar a guardarse durante 20 años sin la necesidad de madera.
Se puede maridad con pescados, mariscos, carnes blancas, comida china, ensaladas, como aperitivo, con postres a base de frutas.

- EXPONENTES DE RIESLING -